domingo, 15 de mayo de 2011

PRESA...DE PASIÓN.

Lo presiento, va a venir, mi corazón late enloquecido,  el vello de mi piel se eriza, la luna me avisa… y no puedo hacer nada, nada, solo esperar…esperar encogida, desarmada.
Me sumerjo en la profundidad de mi esquina, donde no hay luz alguna, pero…me presiente como un cazador a su presa, siempre me encuentra, siempre.
Veo su silueta como se acerca, grande, poderosa, masculina… removiendo, tirando, arrasando todo a su paso, hasta encontrarme, a oscuras, y en la ceguera más absoluta, me somete, saciando  hasta la última gota de sus deseos. Cogiéndome por el pelo, arrastrando mi cuerpo, haciendo jirones mi ropa, con una de sus manos, a modo de garra, toma las mías, con la otra sostiene mi cara,  besándome sin aliento, magullando mis labios, saboreando su presa. Tirándome al suelo, abriéndome de piernas, me penetra con furia, y yo arqueo mi cuerpo para sentir más, y más ¡oh dios!  no quiero, no puedo parar, no puedo remediarlo.
Le temo, lo deseo… jamás vi su cara, ni él la mía, huelo su cuerpo, su sudor penetra por cada poro de mi piel, impregnando mis sentidos, sucumbiendo como animal en celo. En luna llena el lobo me caza, acorrala a su presa, y  yo, pequeña e indefensa, pierdo la batalla, siempre y cuando, él quiera…
El volverá, lo presiento… depredador de mis instintos, le temo, me domina, único ser, que puede y maneja mi voluntad… él manda en mi.
Como mujer… lo deseo, oh sí, lo deseo y más…

 ( L.E.D.D )

1 comentario:

  1. Acorralada, indefensa, presa, Como debe ser.
    Un saludo

    ResponderEliminar